1471 lectores/as




“Una pequeña gran ley”

El Congreso aprueba por unanimidad la ley de las empresas de inserción


AMEI

Martes 30 de octubre de 2007.
 

El Congreso aprobó por unanimidad en una jornada histórica, la ley que regula el régimen de las empresas de inserción. Todos los grupos parlamentarios consensuaron una ley que a falta de su tramitación en el Senado, reconoce el sector de las entidades sociales y empresas de inserción que han venido trabajando en la inserción por lo económico de personas en situación o riesgo de exclusión, desde hace casi dos décadas.

Carles Campuzano, de CIU, recordó el proceso legislativo infructuoso lleno de obstáculos de varios años de propuestas de ley, que culminan en este nuevo marco legislativo que espera que “sea útil para los objetivos de la inserción laboral y puedan combatir la pobreza y la exclusión”.

En palabras de la portavoz del grupo socialista, Esperança Esteve, es “una pequeña gran ley” que posibilitará el reconocimiento, la ordenación y la protección de un sector arraigado en el territorio, con una perspectiva de efecto multiplicador, que enlaza las políticas sociales con el mercado de bienes y servicios.

Satisfacción para los grupos popular y mixto, en lo que consideran un esfuerzo de consenso de todos los grupos al reconocer un sector promovido por la iniciativa popular y ciudadana.

De “asignatura pendiente” y de “día histórico”, lo calificó el grupo de IU-IC, en el que tenemos que alegrarnos todos pero que “se lo debemos” a la labor de las empresas de inserción.

Un magnifico diario de sesiones de la comisión parlamentaria encargada del proyecto de ley que, estuvo lleno de ilusión, satisfacción, agradecimientos y reconocimientos a los grupos parlamentarios, a las empresas de inserción y a los agentes sociales, por las aportaciones y acuerdos alcanzados para llevar adelante el proceso legislativo.

Los grupos parlamentarios sin excepciones agradecieron y felicitaron el papel de las entidades sociales que promueven el sector de las empresas de inserción y que están aglutinadas en la Federación Española de Empresas de Inserción (FEDEI), ya que esta ley no hubiera sido posible sin la constancia e insistencia de la Federación, así como de su papel constructivo.

Levantada la sesión y con la satisfacción de la aprobación por unanimidad de la ley, los grupos parlamentarios se hicieron la foto de familia conjuntamente con los representantes de las empresas de inserción de FEDEI, en la escalinata de los leones del Congreso.

ENMIENDAS APROBADAS

El marco normativo se mueve en un equilibrio competencial entre el Estado y las Comunidades Autónomas, que los grupos nacionalistas consideran “puede traer problemas en el futuro”, según palabras de CIU.

Las enmiendas propuestas por FEDEI, fueron asumidas por todos los grupos parlamentarios.

Las más importantes establecen los colectivos de trabajadores en proceso de inserción, procedentes de situaciones de exclusión o de riesgo, que serán establecidos por los Servicios Sociales competentes de cada Comunidad Autónoma y procedentes de aquellos centros de prevención e inserción social reconocidos por las Comunidades Autónomas. Así como, las personas que son perceptoras de rentas mínimas o de cualquier miembro de su unidad de convivencia.

También se establecen bonificaciones a las cuotas a la Seguridad Social en los contratos de trabajo de 850 euros por trabajador/a y año.